Un vehículo bien climatizado es garantía de seguridad en carretera. Para que esta situación sea óptima, el compresor del aire acondicionado es un elemento clave y que muchos conductores no conocen. En este artículo te damos todas las claves para conocer en profundidad qué es, cómo funciona y cómo mantener en perfectas condiciones la pieza más importante del sistema de aire acondicionado de tu vehículo.

Publicación: 22 julio 2020 – 16:40Autor: Renauto Categorías: Piezas de recambio

En invierno, agradecerás conducir sin pasar fío. En verano, con el aire acondicionado dotando al interior del vehículo de una temperatura agradable todo será más seguro. De lo contrario, el calor y el frío pueden provocar que se reduzca tu rendimiento al volante y tu concentración se resienta.

Qué es el compresor del aire acondicionado.

Conocido como bomba de calor reversible de forma popular, el compresor es la pieza exterior que refrigera el interior del vehículo.

El compresor de aire acondicionado comprime el gas refrigerante en cada ciclo de compresión y descompresión para producir la transferencia de calor que va de una a otra parte del circuito frigorífico. Así es como genera la fuerza del fluido comprimido que recibe del evaporador estando en estado gaseoso. Dicha presión hace que se eleve la temperatura del gas que regresa a su estado líquido calentándose.

Este tipo de compresor funciona en base a la electricidad y se optimiza en su eficiencia de consumo en relación al rendimiento de la instalación, que se mide como COP, o sea, coeficiente de rendimiento.

Todo sobre el compresor del aire acondicionado del vehículo

Tipos de compresores.

Entre los compresores de aire acondicionado, los tipos más utilizados son los siguientes:

  • Compresor centrífugo o scroll: es un rotor con forma de espiral que comprime el gas sin interrupción.
  • Compresor swing: también llamado rotativo o giratorio, es una pieza sin fin que gira siempre.
  • Compresor de pistón: también llamado alternativo, usa uno o varios pistones deslizantes de forma estanca para comprimir el fluido de la refrigeración.
  • Compresor inverter: compuesto de dos cámaras de compresión fijas, su rodillo excéntrico comprime el fluido en cada cámara.

Las averías más frecuentes del compresor de aire acondicionado.

¿Qué averías son las que se suelen solucionar de forma más habitual en relación al compresor de aire acondicionado? Toma nota:

  • Avería por falta de limpieza en el interior del circuito del aire acondicionado.
  • No sustitución del condensador de flujo paralelo, que no se puede limpiar.
  • Aparición de fugas en el sistema de refrigerado.
  • Funcionamiento problemático de algún componente externo.
  • Falta de sustitución del secador o válvula de expansión.
  • Falta de aceite o gas refrigerante en el circuito.
  • Avería en el equipo eléctrico.
  • Uso de productos químicos inadecuados.
  • Aparición de impurezas en el circuito del aire acondicionado. Pueden ser partículas metálicas originadas en averías en el compresor, provocadas por la humedad, restos de goma que taponan la válvula o excesos de líquido refrigerante o aceite debido a la mezcla que puede producir la formación de ácidos.

Los grandes enemigos de un compresor de aire acondicionado.

Podemos observar que los enemigos principales del compresor son la suciedad, los golpes y una circulación irregular del aceite y o del fluido refrigerante.

Estos incidentes pueden provocar obstrucciones, averías o gripados.

Por eso es necesario un estricto control y una revisión periódica. Todas las piezas han de estar correctamente lubricadas y en buen estado para evitar males mayores.

Todo sobre el compresor del aire acondicionado del vehículo

Otras consideraciones.

El color del aceite también nos dará información fidedigna sobre el estado del compresor:

Amarillo: todo normal.
Gris claro: el compresor es nuevo y tiene poco uso.
Verde: presencia de aditivos para detectar fugas.
Anaranjado: humedad en el circuito.
Gris oscuro: aceite con partículas por efecto de desgaste o gripado. Conviene un cambio inmediato.
Plateado: partículas de tamaño mediano que aparecen por problemas internos.

Además, es importante que cuides el compresor y lo revises periódicamente para evitar:

  • Sobrecalentamiento por trabajar gripado o sin aceite.
  • Embrague quemado por el gripado del compresor.
  • Averías en la bobina, para lo que hay que sustituir dicha bobina.

Básicamente, esta es la información más relevante que debes saber sobre el compresor del aire acondicionado del vehículo.

Si tienes más dudas, consulta con tu taller de confianza especializado, y de ser necesaria una sustitución, en Renauto puedes localizar y comprar un repuesto de desguace de forma rápida y al mejor precio, tanto en nuestra tienda online, en el portal de anuncios clasificados Milanuncios.com, por el teléfono (968 852 256), por WhatsApp (673 502 331), por el correo electrónico pedidos@renauto.es, la sección de solicitud de piezas de nuestra web, o en nuestra tienda física en Monteagudo (Murcia).