Taking too long? Close loading screen.
  • Proceso de vehículos en el desguace

Proceso de vehículos en el desguace

¿Te has preguntado alguna vez que ocurre con tu vehículo una vez lo entregas en un desguace?. En este post te contamos con detalle todo el proceso, y descubrirás el gran papel que los desguaces juegan con el cuidado y respeto al Medio Ambiente.

Publicación: 25 enero 2019 – 9:20Autor: Renauto Categorías: Novedades Renauto

En el año 2002 se produjo un cambio importante en la regulación legal, y los antiguos desguaces pasaron a denominarse CAT (Centros Autorizados de Tratamiento) quedando definidos como: “instalaciones, públicas o privadas, autorizadas para realizar cualquiera de las operaciones de tratamiento de los vehículos al final de su vida útil. Dichos centros garantizarán la reutilización, reciclado y valorización del vehículo, bien por sí mismos o a través de otros centros de tratamiento”.

Estas instalaciones son las únicas autorizadas para la recepción de vehículos al final de su vida útil, emitir el certificado de destrucción y tramitar la baja administrativa de los mismos ante el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Renauto fue uno de los primeros desguaces en la Región de Murcia en obtener todas las certificaciones necesarias para ser un CAT (MU-02/0923).

Procesos del vehículo en el desguace.

Al final de su vida útil, los vehículos son considerados un Residuo Peligroso y el papel de los desguaces será tratar ese residuo conforme a la normativa actual, con tres objetivos encaminados a respetar el Medio Ambiente:

  1. Evitar la contaminación del Medio Ambiente, a través de la correcta gestión de los residuos peligrosos que componen el vehículo.
  2. Reutilizar todas aquellas piezas del vehículo que están en óptimas condiciones.
  3. Reciclar las partes del vehículo que no se pueden reutilizar.

Para conseguir este objetivo, los vehículos que llegan al desguace pasan por un proceso que se puede dividir en cinco fases:

  • Fase 1: Recepción en Desguace
  • Fase 2: Descontaminación
  • Fase 3: Desmontaje
  • Fase 4: Almacenaje
  • Fase 5: Compactación y Salida a Fragmentadora

Fase 1: Recepción en desguace.

El primer paso una vez que entra el vehículo en el desguace, es identificarlo y contrastar todos los datos con la documentación del mismo.

Esto nos permite emitir el certificado de destrucción y tramitar la baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En esta primera fase el vehículo es considerado un residuo peligroso debido a todos los contaminantes que contiene.

En Renauto te ofrecemos todo lo necesario para realizar la baja legal de vehículos, de forma sencilla, la mayor rentabilidad y con todas las garantías.

Fase 2: Descontaminación.

Una vez el vehículo ha sido dado de baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico se procede a su descontaminación. Este proceso incluye la retirada de todos los fluidos y elementos contaminantes como batería, neumáticos, líquido de frenos, refrigerante, aceite, combustible, filtros, etc. Todos estos elementos son almacenados para su posterior entrega a empresas gestoras, autorizadas para su correcta gestión medioambiental.

Fase 3: Desmontaje.

Tras la fase de descontaminación, el vehículo ya no es considerado un residuo peligroso. En este punto se procede al desmontaje, retirada y clasificación de los componentes y piezas que son susceptibles de reutilización para la venta en el desguace, fomentando el reciclaje del vehículo.

En Desguace Renauto damos mucha importancia a esta fase, pues es aquí donde las piezas son comprobadas e identificadas para su posterior venta, ofreciendo todas las garantías.

Fase 4: Almacenaje.

Todas las piezas que han sido identificadas y comprobadas en la fase anterior, son guardadas en nuestros almacenes para su comercialización.

Los cuerpos de los vehículos descontaminados (sin líquidos ni otros materiales peligrosos) son depositados en campa, utilizándose como un segundo almacén de componentes reutilizables de manera que, si algún cliente solicita algún elemento que no está en el almacén, éste pueda retirarse de los vehículos que se encuentran almacenados en esta zona. Normalmente suelen ser pequeñas piezas o elementos cuya retirada y almacenamiento no tiene, a priori, sentido en el proceso de desmontaje.

Los vehículos descontaminados estarán almacenados en esta fase un máximo de 2 años.

Fase 5: Compactación y fragmentado.

En esta última fase, el vehículo es compactado en un paquete para su posterior traslado a fragmentadora, donde será triturado en pequeños fragmentos que se separan en función de su naturaleza (férrica o no) para su posterior reciclaje.

Llevando tu vehículo al desguace al final de su vida útil, estás contribuyendo con la protección el Medio Ambiente pues los vehículos son tratados para reducir la contaminación a través de la gestión de los componentes peligrosos que tienen, reutilización de las piezas aprovechables y reciclaje del resto de componentes.

2019-02-03T23:51:34+00:00