Respondiendo a lo que da título a este artículo, ¿por qué se calienta el motor del coche?, podemos afirmar que no existe una única respuesta, ya que los motivos pueden ser múltiples y muy variados. Dicho esto, a continuación vamos a explicar la mayor parte de circunstancias en las que el motor de tu vehículo se puede calentar y sobrecalentar.

Publicación: 25 agosto 2020 – 10:20Autor: Renauto Categorías: Piezas de recambio

Antes de comenzar, un aviso importante. Si quieres evitar problemas con tu coche, mantén durante todo el año un cuidado detallado revisando el automóvil para cada estación y llévalo a tu taller de confianza a la mínima señal de alarma. Así evitarás en gran medida situaciones desagradables, que la avería pase a mayores y que el coste de reparación se incremente.

Descubre por qué se calienta el motor del coche.

Que se caliente el coche nunca es buena señal, y es importante que la tengas en cuenta. Sea como fuere, la causa puede ser múltiple. Las averías no tienen por qué ser graves, pero podrían serlo si la suerte corre en tu contra o no prestas la atención debida en resolver el problema.

Por qué se calienta el motor del coche

Tan pronto detectes un calentamiento excesivo del motor, dedica toda la atención a reparar la avería (en ocasiones pueden ser varias), y algunas de las más comunes son las que detallamos a continuación.

Problema de radiador obstruido o sucio.

Es muy común que, con el paso del tiempo y de los kilómetros, este componente del vehículo vaya acumulando suciedad y acabe por taponarlo.

Otros factores que afectan al radiador son el óxido y las impurezas, que terminan por causar que el refrigerante no circule adecuadamente por esta pieza y el resto de los conductos del sistema de refrigeración.

Por eso es tan importante insistir en las revisiones periódicas y el buen mantenimiento del vehículo, y en el caso concreto del radiador, es muy recomendable realizar su limpieza cada aproximadamente dos años, o incluso más frecuentemente en caso de que circules habitualmente por sitios con mucho barro, arena o hojas de árboles o polvo excesivo.

Fallo en el termostato.

Si el termostato se encuentra en mal estado podría atascarse y hacer que la temperatura del motor se eleve, dado que se bloquea el correcto flujo del líquido refrigerante que se comunica entre el propulsor y el radiador.

En caso de que el termostato se atasque al estar cerrado, el liquido no llegará correctamente al radiador, y será la causa de que la temperatura siga incrementándose mientras el motor se encuentre encendido. También es posible que cuando el termostato deje de funcionar este permanezca abierto, y la avería ocasionará que el motor tarde demasiado en alcanzar su temperatura óptima.

En ningún caso suprimas el termostato del circuito de refrigeración, ya que el refrigerante se movería sin medida, y ocasionaría problemas mayores al motor.

Avería en el ventilador.

Cuando la temperatura del motor se eleva dentro de los márgenes adecuados, el ventilador eléctrico del radiador se debe activar. Esta pieza tiene la función de potenciar la circulación del aire exterior del vehículo a través del radiador, disipando el calor del motor.

En condiciones normales, el ventilador se activa cuando el automóvil se desplaza a baja velocidad, cuando está detenido, o en ambas situaciones (por ejemplo, durante un atasco, ya que se reduce el flujo de aire externo), evitando el incremento de la temperatura del motor para su correcto funcionamiento.

Esta temperatura varía entre 90º y 100º, y nunca debe encontrarse por debajo de los 70º o por encima de los 150º.

Por qué se calienta el motor del coche

En caso de que el coche circule a velocidades altas durante períodos de tiempo prolongados, el ventilador eléctrico del radiador puede también ponerse en funcionamiento para incrementar el flujo de aire hacia el radiador.

Si detectas o crees que el ventilador no enciende, inmoviliza el vehículo inmediatamente y llama a la grúa, ya que podrían producirse averías muy importantes en el motor.

Falta de líquido refrigerante.

Se puede producir por diversos motivos, aunque los más habituales son que se haya vaciado su depósito, rotura en los manguitos, fallo de la bomba de agua o que exista una fuga en el sistema. Por eso es necesario comprobarlo de forma periódica para asegurar que está en los niveles correctos, y renovarlo cada 2 a 4 años.

Si tienes habilidades en esto de la mecánica, y cuentas con las herramientas adecuadas, puedes realizar esta tarea por tu cuenta, pero en manos de los profesionales de tu taller de confianza te aseguras de localizar y reparar cualquier fuga o avería, así como la correcta renovación del líquido y posterior purga del sistema.

Por qué se calienta el motor del coche

El líquido refrigerante está diseñado para soportar altas temperaturas, y está elaborado con agua destilada y un compuesto químico (refrigerante o anticongelante), por lo que bajo ningún concepto debes suplantarlo por agua, ya que se produciría la aparición de óxido en el sistema y la aparición de múltiples averías.

Avería en la tapa del radiador.

Hay que comprobar la tapa del radiador, sobre todo después de mucho uso del vehículo sin ser sometido a revisiones.

Si la tapa del radiador está en mal estado, la tapa no soportaría el nivel de presión del radiador y se produciría la pérdida del líquido refrigerante, siendo la causa del recalentamiento del motor.

Qué hacer si se recalienta el motor del vehículo.

Si observas que el motor del vehículo se calienta en exceso, ten presente lo siguiente:

  • Lo repetimos una vez más, el mantenimiento periódico del coche es vital.
  • En el momento en que detectes un recalentamiento del motor, evita utilizar el vehículo para no incrementar las averías.
  • Comprueba las rejillas frontales del automóvil. Si están taponadas por la suciedad con partículas, insectos, hojas secas o elementos extraños (por ejemplo, plásticos), has de limpiarlas con agua a presión cuando se enfríe el radiador.
  • Si no tienes la posibilidad de limpiarlo en el momento, es mejor llamar a una grúa y que traslade el coche al taller más cercano. De persistir en la conducción, ponemos en riesgo otras piezas del automóvil.
  • Si el problema es que la falta de líquido refrigerante, adquiere el producto en un taller mecánico o gran superficie y, con cuidado de no quemarte, añádelo al depósito correspondiente (puedes saber su ubicación recurriendo al manual del vehículo).

Recuerda, lo primero es actuar con rapidez, de lo contrario, el problema podría ir a más y provocar averías mucho más graves en el vehículo.

Si tu automóvil sufre problemas en el radiador, termostato, ventilador de radiador o cualquier otro elemento del sistema de refrigeración, en Renauto puedes adquirir piezas provenientes de desguace con un ahorro de hasta el 80%, de forma rápida y a través de múltiples canales, así sea en nuestra tienda online, en el portal de anuncios clasificados Milanuncios.com, también por el teléfono 968 852 256, por WhatsApp (673 502 331), por el correo electrónico pedidos@renauto.es, la sección de solicitud de piezas de nuestra web, o en nuestra tienda física en Monteagudo (Murcia).